¿Quién no se ha ido aún de calçotada?

Hoy pocos de nosotros. Lo que originariamente era una tradición culinaria del Campo de Tarragona hace años que se ha extendido a toda Cataluña. Los calçots han pasado de comerse en huertos y masías a hacerlo en restaurantes. Ahora incluso han dado un paso más y se pueden encontrar en ciudades como Madrid o Zaragoza.

calçotada 2015Las calçotadas son ya un reclamo turístico que, según los sindicatos agrarios, facturan al año 15 millones de euros.

Pero, ¿qué es un calçot? Es una cebolla dulce, un híbrido entre el puerro y la cebolleta. Su peculiaridad reside en el proceso de crecimiento. planta calçotUna vez que se plantan los bulbos y éstos van creciendo se va amontonando tierra alrededor del brote, se va calzando, y quedan enterrados durante una buena temporada. El resultado es un tallo blanco de entre 15 y 25 centímetros, muy tierno y con cierto dulzor.

yoSi a algo tan “vulgar” como a esta cebolla le añades un babero, salsa romesco, vino en porrón y un segundo plato… se convierte en todo un acontecimiento.

Una excusa perfecta para reunirse con amigos o en familia. Para que os hagáis una idea sólo en un restaurante de Tarragona se sirven más de 200 mil calçots por temporada. Y al año se comercializan 70 millones de unidades de esta hortaliza.

Aunque la temporada de calçots va de noviembre a abril, son los meses de enero, febrero y marzo los de mayor consumo. Así que date prisa que aún estás a tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>