The End

Ya ha terminado la temporada de esquí. Un temporada que como viene repitiéndose en los últimos años ha sido bastante irregular. Aún así las siete estaciones de esquí aragonesas, cinco de ellas en el Pirineo oscense, han cerrado sus instalaciones con cifras similares a las del año pasado. Han superado el millón de esquiadores a falta del balance oficial.

Fotografía de P.R.R.

Fotografía de P.R.R.

Poca nieve para comenzar la temporada invernal y demasiados temporales para continuarla. Este es el esquema que se repite en los últimos años. La nieve, salvo en Cerler del grupo Aramón, no llegó para el puente de la Constitución. Fecha de apertura que se marcan desde todas las estaciones. Las Navidades, según sus portavoces, se salvaron y fue entonces cuando llegaron las intensas nevadas.

Como consecuencia… mucha nieve acumulada disparándose el peligro de aludes. Sólo en la Jacetania, por ejemplo, desde el 25 de enero hasta el 2 de marzo el peligro casi no bajó de 3 en una escala de 5. Son datos ofrecidos por ALURTE, el centro Pirenaico de Referencia para la Gestión de Riesgos en Montaña. Los esquiadores con cabeza no se arriesgaron durante este tiempo. Por desgracia no todos la tienen.

Boletín Peligro Aludes ALURTE

Boletín Peligro Aludes ALURTE

La temporada 2014-2015 comenzó, dicen, en marzo. Convirtiéndose en el mejor mes de marzo en años. El director de Aramón, Antonio Gericó, lo define como excepcional en una entrevista en Aragón Digital. Un mes que, junto a la Semana Santa temprana, con nieve y con sol, animó a que este último tramo de la temporada tuviera una gran afluencia de esquiadores. De esta forma han podido repetir los mismos registros de usuarios que hace un año pese a tener 22 días menos de temporada.

372 kilómetros esquiables ofrecen las siete estaciones aragonesas. Dos de ellas Javalambre y Valdelinares en la provincia de Teruel y el resto en la de Huesca. Astún y Candanchú en el Valle del Aragón, Formigal y Panticosa en el Valle de Tena y Cerler en el de Benasque. Todas generan cerca del 12 por ciento del Producto Interior Bruto en Aragón. Porque la inyección económica quecerler_1 dejan los esquiadores no sólo la reciben los propios centros invernales. De hecho se quedan con el 20 por ciento. El resto, el 80 por ciento del dinero generado por los amantes del esquí, se reparte por toda la zona. Para que os hagáis una idea, en un ratio de 35 kilómetros entorno a las estaciones de esquí hay más de 46 mil plazas hoteleras.

Y aunque parezca mentira es un sector que lucha por sobrevivir. Podemos decir que pese a estos datos ¿se gasta más de lo que se ingresa, es decir, es rentable?¿Por qué Candanchú lleva varios años mandando a casa a todos sus trabajadores con un ERE cuando acaba la temporada y Astún va hacia el mismo camino? ¿Compensa mantener Aramón con el dinero de todos los aragoneses? Y… ¿esta situación es similar a las otras zonas esquiables españolas?

Lanzo otra reflexión. ¿Qué pasa cuando por ejemplo no llega la nieve a punto y se tiene que echar mano de los cañones generando unas desorbitadas facturas eléctricas según los propios operarios? O si las predicciones meteorológicas se equivocan dando temporal a un día soleado, esas pérdidas que de entrada sufren notablemente los hoteleros ¿sentencian que la temporada sea menos buena y tenga menos repercusión económica?

Quizá por eso el sector está yendo más allá. Esta apostando por el après-Ski, que está pisando con fuerza, y está reforzando la temporada estival como alternativa de ocio y como descentralización de su oferta de los meses de invierno.

Fotografía de P.R.R.

Fotografía de P.R.R.

Lo que sí que es cierto es que da gusto admirar estos paisajes en todas las épocas del año. Yo soy una enamorada del Pirineo…

Un pensamiento en “The End

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>